• isabella-05
  • isabella-02
  • isabella-04
  • isabella-06
  • isabella-03
  • isabella-01

Isabel S.Schirmeister (Isabella)

Pintora y artista multidisciplinar

Como pintora y artista multidisciplinar, desde sus inicios ha tenido y tiene una clara conexión e interés por la naturaleza y el paisaje, estudiando la forma y el fondo, basado en el principio figurativo, en una actitud atenta y de profunda observación del objeto de sus obras en cada cuadro, dando lugar a una rica obra pictórica de cuadros realistas, evolucionando, lentamente, hacia un ideal: entrar en las compuertas de la belleza y la ilusión del paisaje, ahondar en al casco de la nave, surcando océanos con su pincel paisajístico.

Este género permanece siempre en la obra artística de Isabella, se retoma y se perfecciona, de tal manera que, transita en el paisaje, al que ha dedicado su esfuerzo artístico y pictórico durante muchos años.

Su temática central es la “ilusión en el paisaje”. Luego evoluciona, lo idealiza según el sentimiento y la emoción que percibe, centrándose, ya no en el conjunto, sino en sus partes.

El árbol y sus ramas son una constante en sus series. Llega a la degradación de colores, pero penetra en la sutileza y lo etéreo, llegando hasta prescindir de elementos decorativos, dejando solo las líneas de las ramas del tronco, las nerviaciones de las hojas, el aire, el vacío y la fragilidad de los sentimientos.

En la búsqueda de su lenguaje, trabaja e insiste en el dibujo, en los símbolos, horizontes y luces en el horizonte, como fronteras de armonía con el color, allí, donde está el alma de la pintora, que se pierde en el camino de su paisaje, cae contra una piedra como obstáculo o se posa en una hoja, o se ilumina en la noche con luciérnagas. Una época de Isabella que todo era y es atmósfera eterna y etérea, en busca de un lenguaje pictórico mágico de comunicación con el observador de su obra.

 

A todo ello, con posterioridad, se une la fotografía, que se instala en su obra, formando un todo y parte de una obra conjunta.

Más tarde, la pintora, se interesa por ensamblar fotografía, dibujo y color, usando las técnicas de reproducción, sin abandonar nunca las formas naturales:

“Las líneas infinitas, sensitivas, frágiles etéreas y de ensueño de un árbol no se apartan de las líneas expresivas de la mano”.

Isabella realizó estudios y series usando diferentes técnicas para dibujarla mano:

Manos maternales, que dialogan, que tocan que sienten que sufren y que aman…

Su trabajo en serie más reciente, son los elementos que se expresan tal como los observamos, no son buscados ni contemplados, pero a su vez son creados para ofrecernos historias y nuevas reflexiones, que se expresan desde un punto de vista "ideal", con sentimiento y poseía, en su más pura idealización.

En los últimos años, trabaja investigando nuevos lenguajes con pintura, dibujos, sirviéndose de la fotografía e instalación en conjunto, globalizando su obra, interconectada de formas, conceptos, ideales y color, ilusiones y emociones lánguidas, en busca de un lenguaje íntegro o estilo propio, personal y visto desde el alma.

La globalización positiva y conjunto de la obra de la pintora es de extrema complejidad técnica, su paisaje cambia de color durante el día, su dibujo es de una técnica de harto virtuosismo y acreditan la madurez consolidada de la artista en su evolución pictórica, sellando su idealización.

Para concluir, la obra de la artista invita al ensueño, a la contemplación y a la soledad creativa y establece un vínculo comunicativo y afectivo con el observador, que se ve envuelto en esa atmosfera etérea de color idealizada mágicamente, por la ilusión de la autora de la obra: Isabella.